La forma de las prótesis mamarias

Además del tamaño, otro aspecto que todos los pacientes deben considerar importante, es la forma de la prótesis mamaria que elegirán. A parte de éstas características, en las prótesis también se encuentran el relleno, la proyección y la cobertura. Aquí te explicaremos brevemente algunas de ellas.

Forma

Existen dos formas de implantes mamarios, los implantes redondos y los anatómicos.
Existen dos formas de implantes mamarios, los implantes redondos y los anatómicos.

Existen dos formas de implantes mamarios, los implantes redondos y los anatómicos. La diferencia entre ambos es sencilla. Los implantes anatómicos son aquellos cuya parte superior e inferior tienen diferencias de volumen. En la parte inferior de éstas, se encuentra la mayor parte del volumen total de la prótesis a diferencia de la parte superior. Su forma intenta imitar la forma natural de las mamas, por la incidencia de la gravedad sobre ellas. Los implantes redondos son aquellos que tienen forma redondeada, perfectamente circulares. Su forma no posee diferencias volumétricas entre el polo superior y el polo inferior del implante, a menos que éste se sitúe en forma vertical y sea de solución salina. Si se desea evitar ésto y destacar el polo superior de la mama, son muy recomendables aquellas prótesis de gel de silicona cohesivos, como los implantes Natrelle INSPIRA, que permiten mantener la forma redonda del implante, sin importar la posición del cuerpo. Los implantes anatómicos pueden aparentar poco naturales si te acuestas de acostado, ya que mantienen la forma de “lágrima” la proyección perpendicular al torso. En cambio, los implantes redondos tienden a separarse o inclinarse como lo hace naturalmente la mama.

Dimensiones en sentido vertical y horizontal

El diámetro de una prótesis mamaria es básicamente la distancia del ancho del mismo. Los implantes mamarios con un diámetro similar al ancho de la mama, se adaptan mejor en la mayoría de los pacientes. El ancho de la mama es una de las dimensiones claves para colocar adecuadamente los implantes mamarios en el cuerpo. La anchura se mide desde el borde interior del escote, hasta la parte más externa de la mama (en sentido horizontal). En el caso de los implantes anatómicos, también se tiene que tener en cuenta la altura del mismo, osea, la distancia entre la parte inferior del implante y la parte superior (en sentido vertical). Ésto se debe a que el implante anatómico posee una forma más bien ovalada, a diferencia de los implantes redondos, cuyo diámetro es igual en todos los sentidos (su ancho y altura son iguales).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *