Ventajas y desventajas de las incisiones: Introducción Axilar

En el ámbito de los implantes mamarios, las incisiones o introducciones se refieren a la ubicación del corte y método por donde se introduce la prótesis. Si bien existen varios métodos, cada uno tiene sus ventajas, desventajas y limitaciones, en función de las cara

cterísticas del paciente y el volumen y el tipo de revestimiento del implante, pues no sería lo mismo colocar un par de prótesis Allergan texturizadas, que unas de cobertura lisa. Consúltale a tu cirujano todo lo que necesites saber para determinar junto a él la mejor opción posible para ti, en cuanto a las técnicas y diferentes incisiones existentes. Si faltan pocos días para la consulta con tu cirujano, continúa leyendo así podrás hacer una consulta más exhaustiva.

Introducción Axilar

Ésta incisión se realiza en la axila. La vía de introducción axilar es atractiva cicatricialmente, porque se realiza sobre una piel fina que cicatriza muy bien y se esconde en el pliegue axilar anterior, siendo visible sólo si se levantan los brazos. Sin embargo presenta algunos inconvenientes que con los años la han considerado como un método en progresivo desuso, aunque existen casos muy concretos en los que puede ser una opción aceptable.

La vía de introducción axilar es atractiva cicatricialmente, porque se realiza sobre una piel fina que cicatriza muy bien y se esconde en el pliegue axilar anterior, siendo visible sólo si se levantan los brazos.
La vía de introducción axilar es atractiva cicatricialmente, porque se realiza sobre una piel fina que cicatriza muy bien y se esconde en el pliegue axilar anterior, siendo visible sólo si se levantan los brazos.

¿Porqué es un método en desuso?

El principal riesgo de éste procedimiento, es la pérdida total de sensibilidad en el pezón y la areola. Los nervios sensitivos de la mama, son las ramas anteriores de los nervios dorsales, también conocidos como nervios intercostales. Éstos nervios recorren el espacio que hay entre dos costillas para asomar sobre el músculo serrato, penetrando en la mama desde el lado externo. Ésta situación hace probable que el cirujano lesione los nervios sensitivos, pues por la vía axilar, se realiza un conducto de acceso vertical que cruza perpendicularmente todas estas fibras nerviosas. Está demostrado que la introducción axilar tiene la más alta probabilidad de producir hipoestesia o anestesia en el pezón y areola.

La vía axilar es considerada la vía de introducción menos recomendable de todas, sobretodo en mujeres altas o cuando se intenta el método de colocación submuscular (colocación de la prótesis por debajo del músculo pectoral). Además, a través de éste tipo de intervención, no se puede lograr desinsertar el músculo pectoral de forma completa, para luego colocar el implante, por lo que el método submuscular se limita a ser únicamente en forma parcial. Asimismo, la distancia desde la axila hasta el borde inferior del músculo pectoral y la porción inferior de la mama, es muy grande y eso limita y dificulta la colocación submuscular parcial del implante.

Por último, ésta vía de introducción es de un solo uso para aumentos de mamas, puesto que ante complicaciones, contracturas capsulares y los recambios de implantes, no permite una limpieza completa de los tejidos y obligaría a añadir nuevas cicatrices.

 

SIGUIENTE PÁGINA >>

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *